Al cabo de poco de terminar los estudios, trabajé durante unos años en una empresa como diseñadora e ilustradora, creando diseños personalizados y con proyectos nuevos cada semana. Suena bien, ¿verdad? Pero no me sentía bien allí. Me di cuenta que dedicaba muchas horas a un proyecto pero que no compartía sus valores. Entonces decidí sincerarme conmigo misma y volar. Me fui de mi ciudad para a reconectar plenamente con la naturaleza en una masía en la Garrotxa y empezar una vida más acorde a lo que yo creo.

Rodeada de montañas verdes creo mis ilustraciones, diseño y hago todo el contenido para que aprendas horticultura. Aquí he empezado a proyectar juntamente con Adrià, mi pareja, un huerto-jardín creado con los principios de la permacultura. Un lugar de aprendizaje y que podrás venir a visitar próximamente.

¡Hola!

Soy Estela


 

De profesión soy ilustradora y diseñadora, pero como buena sagitario que soy, me adentré en un mundo nuevo, la horticultura, y acabé sacándome el título de diseñadora en permacultura.

Son dos ramas totalmente diferentes, pero en las dos tienes que sacar la parte más creativa de ti y, como artista que soy, esto es lo que me mueve.

Mi interés hacia la naturaleza me viene desde pequeña. Cuando vivía en el pueblo, me encantaba ir a pasear por el bosque y siempre estaba (y estoy) defendiendo a los animales. Por ello, aunque lo mío era el arte, en mis proyectos personales siempre ha habido un fondo ecologista. De hecho, el inicio al mundo de la horticultura fue con uno de ellos. Para el trabajo final de ilustración, hice un libro ilustrado para aprender horticultura y crear un huerto en macetas. Decidí este tema porque siempre he pensado que la mejor manera de volver a conectar con la naturaleza es empezar a plantar tu comida. El libro, titulado “Mi primer huerto urbano”, fue ganador del premio Eva Toldrà en 2016 y gustó tanto que me lo publicaron. Actualmente está en las librerías.

¿Por qué permacultura?

Desde el primer momento que decidí aprender horticultura, tenía muy claro que debía ser lo más natural y ecológico posible. Mi objetivo era que las hortalizas fueran de calidad y saludables. Un buen día mirando la televisión vi un reportaje donde enseñaban una casa rural. Allí practicaban la permacultura. Me fascinó ver que todos los conceptos que yo ya estaba implementando (vivir sin residuos, economía circular, agricultura ecológica…) lo estaban aplicando ¡y mucho mejor! Porque era gente con cultura y aprendían cómo mejorar los sistemas. Me enamoró esa utopía y la idea de poderlo aplicar en casa.

Mini resumen de qué es permacultura

Describir qué es la permacultura de manera breve no es fácil, porqué profundiza en muchos ámbitos. ¡Pero allá voy! A menudo se confunde permacultura con un tipo de agricultura ecológica, pero va mucho más allá. No sólo busca tener unas hortalizas naturales, sino también la manera de tener una vida más sostenible. Por ello, engloba temas económicos y sociales, habla sobre bioconstrucción y energías renovables. Se puede decir que es una filosofía de vida o un estilo de vivir.

Lo fascinante es que sus principios se pueden aplicar dónde quieras, ya sea en un piso en la ciudad o en una casa con jardín. Son completamente flexibles a espacio, tiempo y clima. Por lo que si quieres practicar permacultura en un piso de 60 m2, puedes. Te lo digo por experiencia propia.

Si te ha parecido interesante… Aprende más sobre diseño y permacultura en la guía online.